Habitar la vulnerabilidad

Por Fer Domínguez

Mi súper poder es ser vulnerable. Tiempo atrás no hubiera podido decir eso, ha sido un camino largo el darme cuenta y aceptarlo. Cuando me sentía vulnerable lo relacionaba con otras palabras como: “frágil”, “débil”, “expuesta”, o “en peligro”. ¿Algo de esto te suena? Bueno, estas palabras en realidad son estados del ser y me aterraba estar identificada con esos estados. Para mí ser vulnerable se reducía a ser débil y frágil ya que mi mamá me había educado para ser una mujer fuerte y resiliente, por lo tanto la vulnerabilidad no estaba aceptada. Al final no podía evitarlo. Hay experiencias en la vida que nos piden ser vulnerables.

Todos hemos amado, así que sabemos que para poder llegar a amar a alguien existe un trato silencioso en el que tú también te dejas amar, permites a otra persona entrar sigilosamente en ti, en tus espacios más oscuros así como en los espacios llenos de luz. Permitir ese encuentro y reconocimiento mutuo requiere de que los dos sean vulnerables tanto al otro como al amor en sí.

También me sucede en la playa. El mar es imponente y antes me daba miedo. Muchas veces preferí quedarme en su orilla. Sin embargo, el impulso de ir hacía él es casi inevitable, así que nos lanzamos a ese encuentro con lo eterno y nos dejamos nadar en el mar.

Y la verdad es que sí, estamos expuestos al mar, al amor, al dolor, a que nos revuelquen cada una de sus olas. Pero, ¿no es increíble la sensación de estar sumergidos entre ellas, de jugar entre los rayos del amor, de existir con el otro, de gozar el mundo y a nosotros mismos? Ser vulnerable no es ser frágil, es ser valiente.

Brené Brown en su plática The Call to Courage (qué está en Netflix y debes ver ya), lo dice mejor; ser valiente implica ser vulnerable. Si lo pensamos un poco, los actos de valentía van acompañados de nervios, de estar expuestos, de ser vulnerables. En otras palabras no podemos ser valientes sin habitar la vulnerabilidad. Por eso cuando nos lanzamos al amor, al mar, a exponer frente a un salón de gente que no conocemos, a escribir una tesis, o a ser amigo de alguien, estamos siendo vulnerables, sí, y también somos valientes.

Debo decirte que aún sabiendo esto he tenido miedo de volver a ser vulnerable en el amor. La primera vez que me enamoré, lo hice de mi mejor amigo y lo amaba profundamente. A pesar del cariño, la relación se volvió violenta emocional y psicológicamente. Me adentre en una situación en la que no entendía como alguien que decía quererme me estaba lastimando de manera premeditada. Tuve que terminar esa relación para ponerme a salvo de él, pues llegó un punto en que me amenazó (bromeando, según él), y me di cuenta de que tenía que salir de ahí. Al terminar la relación me sentía lastimada en lo más profundo de lo que soy, así fue. Creí que había perdido, que me había perdido a mi misma y no quería volver a vivir algo similar. Con el paso del tiempo entendí que no perdí, al contrario, gané. Amé y gané. Nadie puede quitarme todos los aprendizajes que tuve a raíz de esa experiencia. Y nadie podrá lastimarme así porque gracias a esa relación aprendí a escuchar con atención mi voz interior.

Habitar la vulnerabilidad me ha permitido experimentar mis vivencias de manera profunda y gratificante. No me arrepiento de haber sido, ser y seguir siendo vulnerable.
Aprendí que todas las veces que he sido vulnerable he ganado desde un inicio. Como enamorarme y poder experimentar el amor en todo mi cuerpo, envolviendo cada átomo de mi ser. O tener amistades con quienes conecto con profundidad, con cariño y respeto. He ganado el maravilloso regalo de estar en contacto conmigo misma, de no tenerme miedo.

Te invito a ser vulnerable. Contigo mismo, con los otros, con la naturaleza.

Ser vulnerable es nuestro súper poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s