La iluminación espiritual

Incluso dentro de una visión de mundo secular, me gusta que exista un espacio para admitir que Jesús de Nazaret era una persona muy chida. Dedicó su vida a predicar el amor al prójimo y a procurar de manera desinteresada a las personas marginadas. Aún así, cuando yo era pequeño creía que ese era el comportamiento normal y no le veía mucho mérito. Conforme he ido creciendo me he dado cuenta de lo especial y poco común que es una persona capaz de ver más allá de los juegos sociales que nos inventamos, y que dedique su existencia entera a hacernos ver a los demás para ayudarles. Creo que es digno, incluso para las personas no creyentes, que a alguien así le digamos hijo de Dios. 

Sin rechazar la lectura que se le tendría que dar dentro de su contexto religioso, decir que alguien es hijo de Dios me parece una gran forma de llamar a quien está tan conectado con la humanidad que prefiere entregar su vida a los demás en lugar de a construir su ego y riqueza personal.

En este sentido estrictamente secular, podemos hacer una lectura similar de Siddhartha Gautama, mejor conocido por su título de Buda.

Antes de explicar por qué, es importante aclarar que para los budistas, el Buda no es Dios. Cualquier persona que logre despertar, puede recibir el título de Buda, e incluso ha habido docenas de Budas a lo largo de la historia. Pero en general, cuando hablamos de el Buda, nos referimos a Siddharta. Otra forma en que podemos hablar del Buda es hablar de el iluminado, lo cual también me parece un título muy bonito para una persona ejemplar, cuyas historias y enseñanzas han sido contadas desde hace más de dos mil años.

Sin embargo, como hemos crecido distanciados de las culturas orientales, es fácil que entendamos por qué llamamos a Jesús hijo de Dios, pero un poco más difícil entender por qué Buda es el iluminado.

A lo que se refieren los budistas cuando dicen que alguien se ha iluminado, es que comienza a ver la realidad como realmente es. Por eso, otra forma común de referirse a alguien que a alcanzado la iluminación es decir que ha despertado. “¿Cómo es realmente la realidad?”, te estarás preguntando. La verdad es que la respuesta es difícil de poner en palabras. Cualquier persona que tenga algo de conocimiento o experiencia con el tema, va a fallar al tratar de contestarla. Dicen que si tienes 5 budistas en un cuarto, vas a conseguir 6 opiniones distintas. Por eso, casi siempre se intenta transmitir ese conocimiento por medio de historias y parábolas. Aquí no será diferente:

Durante la comida, el discípulo le pregunta a su maestro “¿Cómo puedo alcanzar la iluminación? Quiero despertar”. “¿Terminaste tu arroz?”, le pregunta el maestro. “Sí”. “Entonces lava tu plato”.

Si la historia no queda muy clara, es por diseño. Los budistas entendían que las palabras son complicadas, y transmitir una experiencia es difícil para alguien que no la ha vivido. Sólo me entiendes cuando hablo del agua, porque has tenido contacto directo con ella. Si nunca la hubieras tocado, la palabra “agua” no podría transmitirte la cantidad de información que puede ya que la conoces. Podrías tener una lista de sus propiedades, pero ni todas las palabras del mundo te acercarían a conocerla.

Entonces, la historia nos sirve porque se puede interpretar, y nos ayuda a ilustrar un aspecto del despertar con el que podemos identificarnos más fácilmente. El aspecto del que hablo es el de vivir tu vida. ¿Alguna vez te has levantado y te has quedado media hora en el celular antes de empezar el día? ¿Qué estabas haciendo en el celular? Una respuesta sería descansar, pero al analizarla de cerca se vuelve obvio que no puede ser así, porque si quisieras descansar, ¿no sería mejor dormirte esa media hora? Incluso comer un buen desayuno sería mejor para tener más energía en la siguiente parte del día. Y sí, el valor de entretenimiento que tiene twitter, hace que a cualquiera de nosotros se nos pase el tiempo volando, pero siempre que termino de ver twitter no recuerdo qué fue lo que me pasé leyendo, y estoy seguro que ti te pasa lo mismo.

Entonces, ¿qué estamos haciendo? Bueno, los budistas dirían que estamos postergando nuestra vida. No estamos lavando nuestro plato. En lugar de comenzar nuestro día y hacer lo que tenemos que hacer, o descansar si sentimos que no tenemos energía, rechazamos nuestra vida por un rato, y apagamos la mente para estar en twitter y ver memes. No es malo, pero aceptar que eso es lo que hacemos puede ayudarnos a entender por qué lo hacemos, e incluso hacer que la actividad pierda sentido. Si queremos descansar, mejor hacemos otra cosa. En lugar de eso, podemos aprender a desarrollar la presencia necesaria para que las actividades mundanas pasen a ser más que sólo tareas. Cada acto cotidiano sería como un gran poema Zen:

Qué extraordinarios,

qué sobrenatural:

cortar leña y acarrear agua del pozo.

Algún experto en productividad de seguro podría contar la misma historia que yo y decirte que el secreto para tener una gran vida y dejar de perder el tiempo es adoptar actitudes budistas y practicar el mindfulness. “Compra mi curso de una semana para que te diga cómo”. Yo no creo que puedas pagar por una cosa como ésta, y tampoco creo que alguien te la pueda enseñar, porque para eso tendría que saber algo que tú no.

El chiste no es volverte más productivo y lograr un ideal capitalista chafo. El punto es que vivas tu vida sin darle la espalda ni a tu sufrimiento, ni a tus alegrías. No necesitas de nada especial para lograrlo, y las enseñanzas de Buda son importantes precisamente por eso. Demuestran que cualquier persona, no importa cuanta educación tenga, o cuánto dolor haya en su corazón, puede llegar a despertar. Sólo necesitas saberte capaz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s