Súper nostalgia (Los Increíbles 2)

***Spoilers***

Después de catorce años de espera, Pixar al fin trae a nuestras pantallas Los Increíbles 2, una de las pocas secuelas que sí hemos pedido. Con tanto tiempo transcurrido desde que salió la primera es normal que su secuela esté rodeada por una nube de nostalgia y que los que la vivimos la leamos a través de ese lente. Aún así, tiene muchas fortalezas, principalmente que es divertida y envolvente; los personajes cobran vida con naturalidad y la trama se desarrolla fácilmente con ellos en su centro.

Aunque se venda como principalmente una película de súper héroes, en realidad es sólo el disfraz que utiliza para esconder que su interés es ser una película familiar. No sólo en su clasificación, sino en su temática, pues opera en la cotidianidad de la vida familiar de sus personajes. Pasamos gran parte de la película siguiendo no sólo a Elastigirl y su regreso a ser súper, sino a su familia, que se queda en casa y debe aprender a vivir con el crecimiento que tuvo en la película pasada y el choque entre sus vidas dobles.

Violeta se desenvuelve con más facilidad, pero eso la lleva a enfrentarse con lo que sucede cuando el chico que le gusta se entera de sus poderes y al drama adolescente que lo acompaña. Jack Jack comienza a jugar con sus múltiples y variados poderes, lo que ocasiona problemas para todos, como cualquier bebé que empieza a explorar su entorno. Y Mr. Increíble es celoso e inseguro, pero eventualmente aprende a aceptar su rol dentro de la familia. El único que parece no tener ninguna historia que contarnos es Dash, lo cual es lamentable, porque en la primer película tuvo una de las arcas más interesantes. Dicho de otra forma, todos tienen súper poderes, pero sus problemáticas son comunes, y son las mismas que afectan a cualquier familia.

Una decisión muy buena fue el cambio del enfoque principal, que pasa de Mr. Increíble a Elastigirl. No sólo es la más competente de la pareja, sino que sus escenas de acción, al no enfocarse sólo en la fuerza, resultan más interesantes. Verla contorsionarse, expandirse y usar su creatividad e inteligencia para salvar el día es muy emocionante.

En contraste, la antagonista principal se queda muy corta, empezando por su plan, que es algo bobo, o más bien innecesariamente complicado. Es decir, quiere desacreditar a los súper héroes haciendo parecer que son un peligro para el mundo, pero al inicio de la película ya son totalmente irrelevantes y detestados por el público. Sí hay una diferencia entre ser estorboso y que te consideren una amenaza, pero a Evelyn no parece afectarle esa diferencia. A ella lo que le importa es que la gente no confíe en los súpers, y eso ya estaba hecho antes de que ella se involucrara. Además, no le iba a revelar al público una faceta que no conocían de ellos, sino que literalmente los iba a forzar a ser peligrosos. Está muy revuelto.

Además, es un poco cansado ver otra película en donde no sabemos claramente a quién nos enfrentamos y al final es una persona inesperada y que creíamos que era de los buenos. Cada vez las películas lo hacen más y resulta menos impactante el descubrimiento. Esta vez no es tan malo porque la historia no depende emocionalmente de esa pieza de información, pero aún así ya se siente gastado el truco. Incluso intentaron distraernos haciendo del hermano el sospechoso más obvio. No resultó muy bien, pues pronto se vuelve evidente que Evelyn es más inteligente y capaz, y que el hermano no tiene el conocimiento técnico para lograr las mismas hazañas.

Este recurso funciona mejor cuando confiamos en la fachada que monta nuestro villano secreto, pero la película no se esfuerza mucho por lograr que confiemos en Evelyn y bajemos la guardia. Misión: Imposible es un buen ejemplo de este recurso puesto en acción, porque desde el inicio confiamos en Jim Phelps e incluso asumimos que está muerto, por lo que nunca es un sospechoso. Cuando llega la revelación al final de la película, te agarra totalmente por sorpresa, no como Evelyn.

Aunque al entrar a esta película me preocupaba que cayera en las trampas de las secuelas retardadas, una de las más comunes siendo el depender de la nostalgia para ser efectiva, me di cuenta que para Los Increíbles 2 la nostalgia no es una debilidad, y tampoco su única fortaleza. Desde que esta historia comenzó en el 2004, ha aceptado sin temor que sus personajes viven en la nostalgia de mejores días, cuando eran queridos y necesitados. Al ser la nostalgia su tema principal desde siempre, parece ser la más indicada para mostrarnos que, tanto para espectadores como para otras películas, vivir en el presente es difícil, pero nos hace mejores personas/películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s