Algo anda mal (Rabbits)

I’m going to find out one day

En el 2002 David Lynch creó una sitcom para el internet llamada Rabbits sobre una familia de conejos humanoides. Es difícil explicar cuál es la trama de la serie, porque no existe una como tal. Nada acerca de esta serie queda claro, excepto que 1) las personas tienen una respuesta muy intensa a ella y 2) en el internet abundan las teorías acerca de su significado. Aquí voy a tratar de explicar el por qué de lo primero, para leer sobre lo segundo ve aquí (está en inglés). 

La característica más llamativa de la serie es que los tres conejos que componen el elenco hablan en aparentes non sequiturs y con una entrega desprovista de cualquier emoción. Aunque las conversaciones no siguen una estructura lógica, se puede percibir que están conectadas por los temas que tratan, o por las palabras que repiten. Incluso podemos intuir con los pedazos sueltos de diálogo que existe un secreto familiar terrible cuyos detalles no son aclarados, tal vez una tragedia que no pudo ser evitada y que ahora atormenta a la familia. Algo anda mal en esa habitación y con esa familia, pero no podemos verbalizar exactamente lo que es.

La atmósfera de la serie es tenebrosa. La música tétrica es casi absurda por lo obvio de su intención, pero aún así es efectiva, sobretodo cuando la olvidas y te envuelve en su sonido.  La iluminación sirve más para generar sombras en la pared que para iluminar los rostros de los conejos. Así que nunca les podemos ver con claridad la cara, lo cual no es tan importante, porque son botargas de conejos, pero subconsientemente genera mucha desconfianza. Olvidamos que sólo son botargas y dudamos de los personajes que esconden sus intenciones en la oscuridad.

La cámara está fija y las tomas son continuas, lo que le da la apariencia de una obra de teatro más que de una serie. Es decir, no contamos con movimientos de cámara que puedan hacer más lírica la experiencia, ni cortes que nos hagan experimentar otras formas de tiempo. No hay cambios de cámara, ni montajes, ni dollies, ni close-ups. Todo lo que vemos tiene la apariencia de ser real, pero nosotros no experimentamos la realidad como la serie la presenta.  Normalmente cuando alguien nos muestra una versión distinta de lo que puede ser la realidad, está llena de técnicas cinematográficas para pronunciar más esas diferencias. Rabbits no, Rabbits te presenta su realidad como ordinaria, como cercana. 

Un aspecto muy llamativo de la serie es que a diferencia de lo que pudiera parecer, puede entrar cómodamente dentro del formato de las sitcoms. En primer lugar tiene la audiencia en vivo, o al menos la apariencia de una. También el enfoque familiar que caracterizó a las sitcoms de los cincuentas, e incluso la resolución al final del capítulo donde la familia resuelve sus problemas y cierran el capítulo con un abrazo. Además, las sitcoms tienen una lógica de acción-efecto que no se encuentra en la vida, y en Rabbits, una acción (entrar por la puerta) siempre tiene el mismo efecto (aplausos). No importa si la acción es realizada dos veces en el mismo minuto, el efecto es invariable. Es totalmente antinatural, pero se apega al formato. Hay quienes dicen que es una crítica a las sitcoms, lo cual ubicaría a esta serie en el lugar de una anti-sitcom, o tal vez meta-sitcom, pero no me convence. Más bien parece que Lynch se apropia del formato y lo hace suyo, jugando con y retando a las convenciones de las sitcoms al mismo tiempo que participa dentro de ellas. 

Un error fácil de cometer con esta serie es enfrascarte demasiado con las teorías sobre su significado. Sí, son divertidas y hablar de ellas es emocionante, pero creo que eso sólo intenta hacer de la experiencia de ver esta serie algo comprensible y mundano. Es una serie única, y cualquier persona que la vea puede beneficiarse de hacerlo. Lo desconocido da miedo, pero vale la pena enfrentarlo, aunque te deje una semana entera con pesadillas. Yo, al menos, ya no duermo con la luz apagada.

I wonder who I will be

 

 

No le recomiendo a nadie que vea esta serie, pero si quieres experimentar Rabbits por tu cuenta, adelante (alguien nos hizo favor de juntar todos los capítulos en un sólo video de 43 minutos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s