The Walking Dead: T7 E3

The Cell, el tercer capítulo de la nueva temporada de The Walking Dead, es una galería de todo lo que está mal con la serie.

El capítulo nos muestra, por medio de un montaje, la monotonía a la que someten a Daryl todos los días. La secuencia establece la situación de Daryl y la frustración e impotencia que lo azotan a cada momento. Aún así, el resto del capítulo sigue repitiendo ese mismo punto como si con cada repetición dijera algo distinto. Es un intento por hacernos sentir la frustración del personaje, pero resulta tedioso y aburrido. Después de dejarnos claro cómo se siente Daryl, la secuencia se sigue repitiendo tantas veces, incluso después de que sirvió su propósito narrativo, que es difícil distinguir si la tortura es para él o para nosotros. Es como si los escritores de la serie creyeran que repetir los mismos eventos automáticamente genera tensión. No lo hace, y cuando la monotonía no nos lleva a nada, como en este capítulo, es aún más frustrante.

El problema también estuvo presente en el último capítulo de la sexta temporada, donde el grupo se topó con una barricada tras otra hasta ser atrapado, sin ninguna diferencia entre la primera vez que los detienen, o la segunda o tercera. La repetición por sí misma no construye nada y lo hace parecer una excusa para alargar una historia y cumplir con los 40 minutos que debe transmitir AMC cada semana.

The Walking Dead no es conocido por su sutileza, es una serie donde todos los personajes dan monólogos largos para explicar sus filosofías de vida para que no exista ninguna duda en la audiencia acerca de cuál es su motivación. Esta semana parecía que estaban intentando sacudirse esa etiqueta al contarnos la historia de la separación entre Dwight y Sherry con intercambios breves entre los personajes a lo largo del capítulo. Aunque no nos deletrean el conflicto es posible entenderlo, pero Negan simplemente no puede resistirse a explicarnos, paso por paso, cómo y por qué Sherry ahora es su esposa.  

Con todo esto, lo que realmente rompe el capítulo es que simplemente no es interesante. La serie se colocó en un lugar muy difícil, y ahora no logra hacer que sus historias funcionen. Cuando Daryl intenta escapar, no es creíble ni por un momento que de verdad lo vaya a lograr, no solo porque tiene todo en su contra, sino que la serie no se esfuerza por construir el momentos en la mente del espectador y cualquier indicio de expectativa se disipa. Lo mismo pasa cuando Negan presiona a Daryl para que se someta. En ningún momento nos pasa por la cabeza que exista la posibilidad de que Daryl realmente se vaya a convertir en un salvador, y cuando no lo hace, no es revelador ni emocionante para nadie.

Llevo varias temporadas forzandome a mí mismo a ver esta serie, esperando los capítulos buenos que, aunque pocos, renovaban mis ganas de permanecer en ese mundo. Pero cada vez el espacio entre capítulos buenos es más grande, y los capítulos que no funcionan, como éste, me muestran que estoy viendo una serie con tantos problemas en cómo está construida, que simplemente ya no puede funcionar. Estuve a punto de renunciar en la premiere de la séptima temporada, donde el cinísmo con el que la serie intentó manipular a su público llegó al límite, pero no quería parar de escribir sobre ella, así que resistí un poco más. Ahora no, ya no puedo seguir viendo esta serie, ya no quiero sentirme aburrido e insultado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s