Steven Universe: la exploración artística

Una vez escuché que la literatura era como probarte ropa, pero con ideas y personas, con experiencias. Es meternos a la piel de alguien más, caminar un rato siendo ellos y, para la mayoría de nosotros, la única manera en la que podemos experimentar la esquizofrenia de Nina en Black Swan, la búsqueda de poder de Walter White en Breaking Bad, o la primera vez que Scout es confrontada con problemas de raza y género en To Kill A Mockingbird. Probamos ser otro por un momento, sabemos y sentimos sólo lo que ellos nos permiten hasta que regresamos a nuestras vidas y, con suerte, hemos absorbido e interiorizado una parte de ellos. Un gran ejemplo de lo que el arte nos permite experimentar fue hecho por Edvard Munch, quien en 1897 hizo una pintura donde representa a una pareja dándose un beso con las delimitaciones entre sus caras borradas, explorando así la unidad simbólica que el amor puede hacernos sentir palpable. La pintura se llama El beso, y es la materialización de lo que muchos hemos experimentado como amor. La inquietud de conocer al otro y de estar con el otro es, en cierta medida, el deseo de ser el otro. Mediante el beso, experimentamos por unos momentos una conexión física que nos permite desprendernos de nuestra individualidad para fusionarnos en una colectividad uniforme. Al igual que lo hizo Munch, todo esto fue, y continúa siendo explorado por una caricatura para niños transmitida por Cartoon Network: Steven Universe.

Steven, el protagonista de la serie, es un niño que vive junto a tres alienígenas con superpoderes, las Gemas de Cristal. La serie narra las aventuras de Steven en su camino para dominar sus poderes para poder ayudar a proteger la Tierra. Como Steven es mitad humano y mitad gema, nadie está totalmente seguro de cómo funciona su desarrollo, así que sus tres figuras maternas viven el aprendizaje junto con él. La serie toma un formato de “monstruo de la semana” y lo combina con elementos seriales de ciencia ficción para cada capítulo desarrollar a sus personajes y develar el universo que habitan.

En Steven Universe, existe un proceso temporal mediante el cual dos gemas o más pueden combinarse para formar una gema con todas las habilidades y rasgos de personalidad de los individuos que la conforman y, al estilo de Dragonball, pueden derrotar enemigos más fuertes y más grandes. Pero más que eso, el show usa el concepto de fusión como una analogía para las relaciones amorosas y cómo afectan a las personas dentro de ellas. Una de las más interesantes es la fusión entre Steven y su mejor amiga Connie. Los dos niños se unen para formar a Stevonnie que, con su belleza y misteriosa personalidad, logra atraer y sonrojar tanto a hombres como a mujeres. La serie es que nunca se preocupa por definir el sexo de Stevonnie, dejando que permanezca ambiguo, pero no como una incógnita a resolver, simplemente no es importante.A través de Stevonnie podemos experimentar todos los cambios que se sufren al pasar de ser dos a ser uno y pasar de la niñez a la juventud. Incluso nos deja vivir los horribles momentos de la primera vez que es acosada en una fiesta. Poco usual para una serie dirigida a niños.

En otro caso, conocemos a una fusión, que gracias al amor entre sus dos gemas, decide que nunca más ninguna de ellas va a estar sola. Van a vivir juntas en un nuevo individuo que es la viva encarnación del cariño que se tienen. A diferencia de las demás gemas, que solo experimentan ese tipo de conexión esporádicamente, esta fusión permanece en perfecta armonía todo el tiempo. Incluso las relaciones a largo plazo tienen momentos de separación, desconexión. Esta fusión permanente nos permite experimentar lo que pasaría si esa conexión fuera tangible y constante. Pero no todas las relaciones amorosas son sanas, y tampoco todas las fusiones. En una ocasión, la serie toma a dos personajes que no quieren estar solos y los junta en una fusión desastrosa. El paralelo entre esta fusión y las relaciones violentas y emocionalmente abusivas es triste y terrible pero nos ayuda a entender este lado de las relaciones que es muy real y que sigue siendo un problema gigante. Para todos, pero especialmente para los niños y las niñas, es importante conocer cómo se ve una relación tóxica, ya que a veces puede parecer muy distante, puede ser difícil entender por qué alguien se quedaría en lugar de irse. Al darnos la oportunidad de experimentar la relación desde dentro, nos ayuda a entender, nos da armas para decir que no, para alejarnos.

Más que cualquier otra serie, Steven Universe nos permite explorar qué pasaría si las relaciones pudieran lograr un vínculo tan íntimo que se materializa. Qué pasaría si pudieras ser una con tu persona favorita, o con la que más te lastima. Qué pasaría si en nuestra soledad, pudiéramos estar acompañados. Puede que no lo logremos llegar a saber a ciencia cierta, pero esta caricatura para niños nos intenta dar una respuesta. Si no lo logra, bueno, al menos fue un viaje increíble y lleno de música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s