Love: T1 E1

Calificación: A-
De alguna manera tiene sentido que nuestra entrada al mundo de Love sea conociendo a nuestros dos protagonistas mientras salen de sus fallidas relaciones. En el piloto conocemos a Gus (Paul Rust, uno de los creadores de la serie) y a Mickey (Gillian Jacobs de Community) antes de su primer encuentro, el cuál es retrasado hasta el último minuto del capítulo.
Esto es porque la serie no es sólo acerca de una pareja destinada a conocerse y a enamorarse, es sobre dos individuos que quieren arreglar sus vidas. Love entiende que el amor es más que una lista de momentos como “la primera vez que se ven”, “el primer beso”, “la primer pelea”, etc. Como ya dije, los protagonistas se conocen sólo hasta al término del episodio, y por unos cuantos segundos. Es como si los creadores estuvieran diciéndonos a gritos que lo importante es lo que vino antes, que el amor no es una serie de metas a las que hay que llegar, es sobre las personas que lo comparten, sus pasados, sus miedos, esperanzas e inquietudes.
Inquietudes como la que expone con mucha sinceridad Mickey en su monólogo; la de no saber si estás haciendo las cosas bien en tu vida, sentir que todos tienen lo que tú buscas, excepto tú. Si alguien más puede ser amado, ¿por qué tú no? Estas son el tipo de preguntas con las que los personajes, y nosotros con ellos, vamos a enfrentar a lo largo de esta serie.
La dificultad de hacer este piloto reside principalmente en la historia que quiere contar. El tono de tristeza y soledad que marcan este capítulo es una manera muy inusual de empezar una serie que se promociona como comedia romántica, por que no tiene nada de romance y muy poca comedia. Solo intentarlo es una buena señal de que los creadores, Apatow, Rust y Arfin, buscan no sólo vendernos una serie, sino entregarnos una visión del amor diferente. Pero aún más que un buen intento de hacer algo nuevo,  es un excelente intento de tomar el tema más común en la historia de la humanidad, el amor, y lograr una visión personal que al mismo tiempo busca ser para todos.
La serie está poco interesada en lanzar chiste tras chiste, dejándonos vivir el drama de los personajes sin interrupciones. Esto haría que los momentos de levedad fueran más divertidos, si no fuera porque tampoco está interesada en darnos personajes a los que queramos apoyar. Su tratamiento realista de Gus y Mickey es una característica apreciable, pero corre el riesgo de presentarnos tal vez demasiados defectos y personalidades que hacen que sea difícil apoyarlos. No son desagradables, pero tampoco se esfuerzan por agradarnos mucho.
Observaciones perdidas
-“I’m God’s warrior!”
-“I mean, like obviously, we’re still gonna be friends”
-“Who even talks to somebody’s mom like that?”
-“His name is Grandpa, I named him that because he is the reincarnation of my grandpa”
-“Well… get out of my space! This is gonna be fun”
-“We gotta pay”
-“This is a really weird bar”
-“Is it happening? Is this it? This is the three way?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s